ILO: El origen de la Glorieta

MarioRospigliosi

En 1917 era alcalde distrital de Ilo don Augusto Díaz Peñaloza. En el mes de abril de dicho año, se presentó a su despacho el Alférez de Fragata Luís A. Colmenares, señalando “que un grupo de personas avecindadas en la localidad tuvieron la idea de construir un puente que partiendo del Parque Billinghurst terminase en una glorieta situada en el islote de los baños públicos.” La idea fue aceptada de buena gana por la autoridad municipal para una zona que se convertía en la de mayor atractivo local.

La construcción de esta glorieta no fue fácil; según datos de la época, la comisión de vecinos “había solicitado erogaciones voluntarias ascendentes a la suma de S/ 281,00 además de donaciones de madera, pintura, cemento, clavos, etc. etc.” Impulsor de esta obra, apoyando eficazmente con su trabajo profesional y material, fue el señor ingeniero don Carlos R. Sotomayor “que proporcionó rieles y abrazaderas y el trabajo de los mecánicos necesarios.”
Culminada la obra, muchos de los gestores, entre ellos el Capitán de Puerto, Capitán de Corbeta Guillermo Martínez Cabrera, el Sr. Samuel Prieto y Risco, la tripulación de la Capitanía y del Resguardo o Aduana de la época y los matriculados del puerto “insinuaban al Consejo que, a fin de perpetuarse la memoria de nuestros héroes de la marina, se le diese a la glorieta el nombre del Comandante José Gálvez.”

A inicios de mayo la obra ya culminada fue recibida por el alcalde Díaz, quien dejó constancia del agradecimiento, en especial a Colmenares, “por su constancia y trabajo personal en la indicada obra.”
Por su parte el Consejo ordenó colocar los tirantes que faltaban pera la seguridad del puente, el pintado y pavimentado de la glorieta, así como arreglo del parque Billinghurst, nombrándose al efecto una comisión integrada por Luís E. Ghersi (quien ofreció sus servicios profesionales), Pedro Valle y el propio Díaz. Sotomayor ofreció sus servicios para este o cualquier otro trabajo.
Durante el gobierno de Antonio De La Flor Rodríguez, el 23 de noviembre de 1937, se aprobaron algunas obras: ensanchamiento y arreglo del Puente Venus, cuyo presupuesto presentado por Carmelo Choque ascendía a S/ 250,50 incluido la mano de obra y los materiales necesarios y el pintado de la glorieta que estuvo a cargo de Gerardo Villanueva.
Siendo alcalde Alberto Wehrle, en enero de 1938, se inicia la construcción de las graderías de cemento al pie de la glorieta, trabajo realizado por Carmelo Choque a un costo de S/ 120.00, cantidad que no incluía el pasamanos. Para el mes de febrero, se recibe un presupuesto del maestro carpintero don Gerardo Villanueva para la construcción de siete bancas de madera para el kiosco de la isla (nombre con el que se le conocía a la glorieta); un presupuesto de don Daniel Martínez para pintar el kiosco arriba referido y baranda del puente que conduce a la isla en la suma de S/ 140.00 Otro presupuesto de don Patricio Ascaño y de Arturo Mendoza para hacer el mismo trabajo en la cantidad de S/ 140.00 aprobándose la propuests Villanueva para las siete bancas de madera en la suma de S/ 70.00 incluido materiales.

Los trabajos de pintura fueron realizados por Ascaño y Mendoza en un total de S/ 130.00, aprovechando de esta faena para cambiar todas las maderas deterioradas del piso del puente con maderas de pino oregón y colocar el pasamanos a la escala de cemento que acaba de construirse. Más tarde se cubrieron con cemento los pilotes de fierro que sostienen el puente de la glorieta o kiosco.

Créditos : Edwin Adriazola

inshot_20161203_065727
La Glorieta de Ilo
También podría gustarte