La negligencia de un conductor causó la muerte de 30 personas en la ruta Puno – Tacna

La negligencia de un conductor de bus causa muerte de 20 personas: Ómnibus cargado de pasajeros choca contra combi y se despista en la Carretera Binacional. Chofer que parecía estar ebrio invadió carril opuesto, dijeron los sobrevivientes.

En Puno. Ómnibus cargado de pasajeros choca contra combi y se despista en la Carretera Binacional. Chofer que parecía estar ebrio invadió carril opuesto, dijeron los sobrevivientes.

Con el pasar de las horas, la cifra de fallecidos fue en aumento. Antes del mediodía, llegó a 20 y no se descarta que siga creciendo. Y es que el choque frontal entre un bus de la empresa Yunguyo y una combi particular, a la altura del kilómetro 296 de la carretera Binacional, en Puno, causó, además, 38 heridos, y varios de ellos están graves.

Según información policial, el bus de dos pisos de placa V5C-953 se dirigía a Tacna procedente de Yunguyo a excesiva velocidad (a más de 45 kilómetros por hora.

“Las huellas de la frenada sobre el pavimento permitirán calcular la velocidad que tuvo el bus antes de salir de la vía y dar varias vueltas de campana”, dijo un perito policial.

Los pasajeros heridos fueron trasladados hacia el hospital regional de Puno y el centro de salud de Desaguadero, el cual colapsó debido a la cantidad de pacientes y la falta de personal médico.

Jaime Ramos Larico (36) y Julián Choquecota Jiménez (44), chofer y copiloto del bus interprovincial, se encuentran bajo vigilancia, pues fueron  sindicados por varios sobrevivientes como responsables del accidente.

Se supo que incluso fueron acusados de manejar en estado de ebriedad y adelantar en forma indebida a otro vehículo en la curva de desvío hacia el distrito de Kelluyo, a la altura del kilómetro 296 de la carretera Binacional.

Y antes de subir al fatídico bus, los pasajeros advirtieron que una llanta no estaba bien y un ayudante debió llevarla a un taller. Cuando este regresó, los pasajeros recién embarcaron. Media hora después de salir de Desaguadero, los viajeros notaron que el bus iba lento y de un momento a otro empezó a acelerar.

“Una combi apareció y como el bus se había abierto mucho hasta el otro carril, ocurrió el choque”, contó José Laura Huata, uno de los pasajeros del bus de la Empresa Yunguyo Express.

Edwin Calizaya Rojas, otro de los sobrevivientes, confirmó que demoraron en salir de Yunguyo por un problema en las llantas. Asimismo, dijo que se percató muy tarde de que el chofer estaba “medio mareado.

Cuando desperté, veía personas heridas a mi alrededor. El chofer estaba medio mareado. Después los policías nos dijeron el estado en el que estaba”, aseveró Edwin, quien llegó a Yunguyo procedente de Tacna para pasar el Día de todos los Santos y visitar la tumba de su madre.

Viven de milagro

Durante la colisión, el bus interprovincial partió en dos a la combi en la que viajaban Lidia Pilco Calderón (40), su esposo y sus dos menores hijos.

“Ya no podíamos hacer nada. El bus venía en sentido contrario, directo a nosotros. Nos barrió”, declaró Lidia tras ser dada de alta.

Esta familia de ganaderos se dirigía a Desaguaderoprocedente de la comunidad de Collana cuando fueron impactados en la curva de desvío hacia Kelluyo.

Por suerte, ninguno de ellos sufrió daños graves, aunque sí un gran susto.

El conductor de la combi, Edgard Quispe Mendoza, permanece internado en el hospital junto a su hijo de 14 años, de iniciales D. Q. P., pues ambos resultaron con traumatismo encéfalo craneano moderado y fracturas de extremidades,  respectivamente.

Los fallecidos

– Hasta anoche se habían identificado a Magali Bonifazio Quispe, Griselda Vargas Lima, Rufina Mamani Condori, Apolinario Pérez Condori, Beatriz Gonzales Apaza, Sabina Juchani Almanza, Lidia Quispe Ordonio, Alejandrino Calisaya Urrutia, Flora Mamani Cruz, Cecilia Condori Cama, Benancia Calisaya Mamani, Concepción Jihuania Centeno y Roberto Paredes Apaza, este último de nacionalidad boliviana.

Créditos: La República
InShot_20181106_074415834
 

También podría gustarte