Apeló prestar servicios y en segunda instancia le dictan pena efectiva | Moquegua

Ricardo Pino Trinidad es buscado por la justicia al haber sido sentenciado por el delito de peculado doloso por apropiación, de esta manera se confirmó la condena como cómplice primario dada en primera instancia, pero reformándola, de cuatro años efectiva convertidas en prestación de servicios a la comunidad a cinco años de pena efectiva.

El caso se dio cuando la Municipalidad Provincial de Mariscal Nieto otorgó la buena pro de la obra: “Preparación y colocación de la carpeta asfáltica en caliente de la carretera Chilligua Carumas”, en diciembre del 2007 al Consorcio Nuevo Mundo, de la cual el sentenciado era el apoderado.

Según la investigación fiscal durante la ejecución del contrato hubo un déficit de 1.83 centímetros respecto al espesor de la capa asfáltica, no se asfaltó 2 ,257 metros, cobrando por un servicio que no se ejecutó, entre otros pagos por adicionales en perjuicio de la Municipalidad.

La fiscalía también apeló a la resolución de primera instancia, solicitando sea efectiva, señalando que la pena inicial no era proporcional al hecho cometido y al perjuicio económico generado, según sustentó durante la audiencia los representantes de la Segunda Fiscalía Superior Penal de Moquegua.

La sentencia fue emitida el jueves 23 de julio, en la cual además la Sala Penal de Apelaciones fija por concepto de reparación civil fija la suma de S/. 401,816.99 soles a favor de la parte agraviada ordenando se dicten las respectivas ordenes de captura a nivel nacional para su internamiento en el establecimiento penitenciario.

Créditos: EPN

También podría gustarte