El Puerto Noticias
Noticias desde el Puerto de Ilo

¿El Rock pasó de moda? | La historia contada por un ileño

Por Cristian Zambrano

EL ROCK PASO DE MODA????

El rock no es una moda y ha existido desde antes que naciéramos y seguirá existiendo hasta después de muertos. Algunas bandas y canciones se han quedado grabadas en mi conciencia. Una de ellas es Libido que allá por el año 1996 hacia su aparición en la escena con la canción “Como un perro”. La fuerza de la letra, el sonido de la guitarra acústica en la introducción, la batería impecable, la voz potente de ese flaco pelo pintado y el grito en los últimos coros. Ese grito, a mis 16 años, representaba toda la rebeldía, la ira, las frustraciones y las victorias de mi aun corta existencia. Tanto había pegado la rola que todos los de mi barrio queríamos tener una guitarra acústica para tocar los 4 acordes básicos de esa canción. El Sábado 31 de Marzo del 2019 cuchos cientos años después gracias a que estoy laborando en Lima tuve la oportunidad de verlos en acción en el Casino Luckia del centro comercial Megaplaza. Para no desentonar en el Casino me puse una camisa decente y aparentar quizá ser un potencial cliente, un empresario tal vez que quiera dejar algo de su fortuna en esas maquinillas infernales, o tal vez dejar un ojo de la cara en esa ruletita de la muerte, o hacerme pasar por un audaz jugador de naipes en el black Jack. Cuando llegue a la puerta le pregunte al de seguridad “Cuanto la entrada Siñors”. Me miro como diciendo “este provinciano”. Y respondió: “Señor el ingreso es libre”. Al menos el tipo me dijo señor alguna buena impresión debo haber dejado pensé. Yo de estos juegos no entiendo nada así que solo me dedique a ser un espectador silencioso y sigiloso. Unos hombres de negro me observaban con recelo como diciéndome a qué hora empiezas a desgraciarte con las apuestas. La hora iba pasando y la impaciencia llego a su fin cuando a las 12 pm entran por la puerta de vidrio todos los músicos. Yo no sabía qué hacer si ir corriendo donde ellos o quedarme, realmente estaba en shock. “Despierta tarado tomate una foto”. Mi conciencia me despertó, me acerque donde ellos y pregunte “Salim una fotito ¿??”. “Okey”. La foto que tome salió descuadrada y opaca. El concierto empezó con algunas canciones clásicas los asistentes gritábamos a viva voz los éxitos. La mala suerte me seguía acompañando porque la memoria de mi celular se llenó y solo pude grabar 4 de sus canciones. Debo decir que el concierto estuvo buenazo. Al terminar ellos bajaron y se metieron rápidamente a un cuarto en la recepción del local. Ya resignado con una foto mal tomada y cuatro canciones apenas grabadas, tenía la sensación de que algo más faltaba. Ya me retiraba cuando me quede afuera viendo si algo más podría ocurrir y de una puerta trasera sale Salim con una chica, un cigarrillo y un vaso de chela en mano. Nadie se había dado cuenta más que yo y un par de chiquillas que lo vieron y fueron corrieron a treparse sobre él. Esa era mi oportunidad de tomarme una mejor fotografía para la posteridad. Espere a que las chicas terminen su espectáculo de allí les rogué que me tomaran una foto con su cámara y luego la envíen por mensaje. Y allí estaba con mi ídolo de la juventud. Quise parecer serio, pero no pude con mi genio. Le hable de mi banda que tenía en Ilo, que hacíamos covers de ellos, no recuerdo que tontera más habrá salido de mi boca, el pata se reía y siempre con una buena actitud. Me dijo que si se acordaba de Ilo y que pronto volverían por esos lares. Había muchas cosas más que quizá le hubiera podido decir pero ya no quise parecer un idiota, al final fue un apretón de manos y le dije: “Salim el rock nunca va a morir”, me respondió: “Ni cagando…ni cagando…” ..ohhhh Yeahhh…!!!! Y como muestra la fotazo.. ..que no hubiera dado por esta foto hace unos años…aunque al final se me hizo..!!!!!

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más