El Puerto Noticias
Noticias desde el Puerto de Ilo

El Perú languidece ante la podredumbre política del Congreso | CRÓNICA ✍

Por Jose Pizarro Padilla

El Perú languidece ante la podredumbre política, basta ver a nuestros últimos cinco ex presidentes tras las rejas para comprobar este triste episodio de esta época que nos ha tocado vivir.

El carácter presidencialista de nuestro sistema político está en crisis, su precariedad exige un debate desapasionado, es cierto, los otros poderes del Estado, como el judicial, fue atrapado por una gavilla de mafias de cuellos blancos que buscaban perpetuar un estilo de vida gansteril, y un legislativo de otrora grandes tribunos paso a ser la cloaca infectada de corrupción y ha sido capturado por el oprobio de los Edgar Alarcón, José Luna, Merino de Lama, José Vega, Daniel Urresti, Omar Chehade y otros especímenes de nuestro alicaído congreso, donde brilla más el demérito que los valores y la ética.

Pero, como es de costumbre agazapados en la sombra mirando este derrumbe moral de nuestras instituciones y sus personajes, están los carroñeros de siempre frotándose las manos, los buitres esperando que caiga el Estado para morder algo, el mercantilismo empresarial, los politiqueros eternos que merodean por los desperdicios y una jauría de matarifes que alquilan su pluma al mejor postor, oportunistas, que esperan estos momentos para querer encumbrarse como los falsos líderes de un descontento social que no les pertenece y que fueron incapaces de asumir en su momento y que ahora pretenden aprovechar.

El hartazgo de la política de estos tiempos es evidente y funesto, todos atrapados entre los sinuosos caminos del poder, somos una sociedad enferma y decadente, la ausencia de ciudadanía ha hecho lo suyo, una débil democracia transita al despeñadero, somos ese país que vio florecer con el beneplácito silencioso de muchos al psicópata de Vladimiro Montesinos y Alberto Fujimori con sus vídeos y su forma sutil de hacer política que nos dejo un Perú convaleciente, somos ese país que Marcelo Odebrecht escogió para hacer empresa y enriquecerse, claro ya sabía de los apetitos crematísticos de nuestros gobernantes, éramos y somos tierra fértil para la corrupción, gracias a ellos nuevamente pudimos conocer nombres y detalles de la podredumbre de muchos de nuestros falsos líderes, sin importar su matiz político, para Odebrecht todos eran iguales.

El deterioro institucional del Perú, la crisis de valores, la anomia y el canibalismo de nuestra élite política evidencian un gran problema por resolver, un reto por lograr, nuestra clase política ha fracasado, somos un país de espejismos, nuestro congreso fagocita y expele pus hoy, igual que hace casi 200 años de vida republicana, los sueños de nuestros libertadores siguen siendo eso, un sueño, la captura del Estado por aventureros ha sido nuestra tragedia. En 1830 Simón Bolívar decantado y viviendo a salto de mata, dijo “Este país caerá infaliblemente en manos de la multitud desenfrenada, para después pasar a tiranuelos casi imperceptibles, de todos colores y razas” no se equivocó el libertador. El sueño y la pasión por el Perú todavía espera mucho de sus hijos, la penumbra y el desasosiego deben desaparecer, para dar paso a un nuevo Perú.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más