El prudente ve el peligro y se esconde, pero los necios siguen adelante y sufre las consecuencias

El proverbio 22: 3, es claro, si somos prudentes libraremos nuestra vida de males, pero si pasamos por alto la señal de peligro, el riesgo es inminente, el peligro es latente; el mal no descansará hasta que haya logrado que nos desviemos de la voluntad de Dios y choquemos pasando la curva.

Si alguna persona te está anunciando la Palabra De Dios, toma con seriedad y atención, pues es una señal de pare, de que corres peligro de muerte por esta pandemia. Coloca en gran estima la Palabra de Dios, pues además es para tu bendición, edificación y como prevención de peligro. Oración. “Señor, tu Palabra me protege de caer en el mal, tus sabios concejos me dan paz y dirección para evitar que mis pasos vayan al dolor.

Pensemos un momento sobre la necesidad de escondernos del mal. Vivimos en tiempos en que las personas no se esconden del mal.

Dice proverbios

HAY PERSONAS QUE CORREN HACIA EL MAL. PROVERBIOS.1:15,16.

La palabra corren quiere decir que van de prisa, van aceleradamente hacia el mal. El apostol Pablo decía que los hombres en los últimos tiempos, van de mal en peor y así se observa hoy en las calles, como si no les importara nada, claro está que hay gente imprudente que no cuida su vida, peor auni la de los demás.

Tomen conciencia, reflexionen que lo que estamos viviendo no es un juego, es de vida o muerte y muchos de nuestros amigos o familiares están falleciendo a causa de este virus maligno.

Créditos: EPN

También podría gustarte