Autoridades regionales emiten pronunciamiento por la contaminación de minera Aruntani

Ante los graves daños ambientales, las malas prácticas y la conducta “arrogante y prepotente” de la empresa minera Aruntani SAC, dueña, entre otros, de yacimientos mineros en Moquegua y Puno, cuyas operaciones están impactando negativamente en las actividades productivas, agrícolas y pecuarias en comunidades de su entorno y al mismo tiempo afectando la salud de la población, alcaldes provinciales y distritales, autoridades regionales y congresistas de la República han presentado un memorial al Gobierno del presidente Francisco Sagasti y a la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, para que intervengan directa y perentoriamente disponiendo, entre otras demandas, una nueva declaratoria de emergencia y la asignación de recursos para compensar y remediar los daños ambientales en la cuenca del río Coralaque.

La empresa minera Aruntani SAC mantiene antecedentes negativos sobre el cuidado y respeto al medio ambiente en la región Moquegua por sus operaciones en el yacimiento Florencia – Tucari, respecto a la cual se niega a cumplir con el Plan de Cierre de Mina dispuesto oficialmente. Ha generado graves impactos ambientales en la cuenca del río Coralaque, corroborado por los reportes e informes técnicos del Ministerio de Salud y del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

El documento, sostiene, por otro lado, que en la región Arequipa, de acuerdo a lo expuesto por la Autoridad Administrativa del Agua, los análisis de monitoreo en la cuenca del río Tambo precisan que la coloración atípica de sus aguas, se debe a la contaminación por minerales. Se inicia en los afluentes Margaritani y Apostoloni, en la cabecera de cuenca donde se encuentra la mina Florencia – Tucari. Genera drenaje ácido producto de la remoción de material mineral, alcanzando los cauces de los ríos Aruntaya, Titire y Vizcachas, ingresando así al río Tambo. Afecta la cuenca en sus 180 kilómetros de recorrido y aguas abajo la producción de 13 mil hectáreas de cultivo en el valle de Tambo, así como la salud de 60 mil habitantes de la provincia de Islay.

Asimismo, en la región Puno, la empresa minera Aruntani SAC genera contaminación por sus operaciones en la mina Arasi, con graves daños a la cuenca del río Llallimayo, así como el afloramiento de aguas subterráneas en la parte inferior del botadero Jessica, con elevadas concentraciones de metales pesados (aluminio, arsénico, cadmio, cobalto, cobre, hierro y níquel) que desembocan en el Lago Titicaca.

“Exigimos la inmediata declaratoria de emergencia en las regiones afectadas. En Moquegua un nuevo Estado de Emergencia de las comunidades de la cuenca alta y media del río Coralaque, y en la región Arequipa en la cuenca del Tambo, por un periodo suficiente que garantice medidas efectivas en la atención y recuperación de la salud de las personas afectadas, y que asegure el suministro de agua potable a las poblaciones”, precisa el documento suscrito por los congresistas Walter Ascona Calderón (Moquegua); Yessica Apaza Quispe y Jesús Arapa Roque (Puno); y José Luis Ancalle Gutiérrez (Arequipa). Igualmente, por el gobernador regional de Moquegua, Zenon Cuevas Pare y cuatro consejeros regionales de esa jurisdicción.

El memorial es respaldado también por los alcaldes provinciales de General Sánchez Cerro e Ilo; por los alcaldes distritales de Chojata y Puquina; alcalde de Cocachacra; representantes de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo; y otros.

Estas autoridades demandan al Gobierno Nacional “la ejecución de los proyectos de rehabilitación y remediación ambiental con las garantías ejecutadas por el Estado a la compañía Aruntani SAC que asciende a 9 millones de dólares más intereses generados, los cuales no se están usando a pesar de la emergencia ambiental”.

Igualmente, piden asegurar los recursos para las acciones del Comité de Monitoreo
Participativo sobre el Plan de Cierre de la Mina Florencia – Tucari, con la intervención de la Universidad Nacional de Moquegua, Colegio de Ingenieros, gobiernos locales y comunidades afectadas, bajo la veeduría de la Defensoría del Pueblo.

Los firmantes llamaron la atención que no obstante tener pasivos ambientales, en la misma cuenca Aruntani SAC está impulsando un nuevo proyecto minero, “Mariela”. Se encuentra en fase de consulta y todo debe suspenderse “mientras la empresa no cumpla con el Plan de Cierre de Mina de Florencia –Tucari y remedie los daños ambientales. Asimismo, existen otros dos nuevos proyectos Katy I y Katy II, de la empresa Cultinor SAC, advirtieron.

El memorial que fue entregado a Palacio de Gobierno, pide al Ministerio Público concluir sus investigaciones, y formular las denuncias en los fueros penal y civil que correspondan, y asegurar por otro lado, la continuidad de los procesos ya iniciados contra los funcionarios de Aruntani SAC por el delito de vertimientos sólidos y líquidos en cursos de aguas en modalidad dolosa, pues la empresa persistió en contaminarlas a pesar de las observaciones técnicas y advertencias de la OEFA.

Créditos: EPN

También podría gustarte