Colombia: Represión policial que se mantiene y el mundo condena

La comunidad internacional pide al Gobierno de Duque que modere la fuerza ejercida por la policía. José Miguel Vivanco sostiene que la situación empeora.

Las protestas en Colombia ya llevan más de 6 días y, pese a que el Gobierno de Iván Duque retiró el domingo la polémica reforma tributaria que originó este vendaval de manifestaciones, la situación es todavía insostenible para el régimen del mandatario.

El trágico balance de 19 muertos (al menos tres por disparos), 89 personas desaparecidas y 846 heridos, según datos oficiales, provocaron el rechazo de la comunidad internacional, que ve con estupor la brutal represión policial y la violencia que se ha apoderado de las principales ciudades del país, como Cali, Bogotá, Medellín, Bucaramanga, entre otras.

La ONU, la Unión Europea y el Gobierno de los Estados Unidos denunciaron el martes un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía colombiana.

“Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Cali (…) la pasada noche, cuando la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la reforma tributaria, matando e hiriendo a varias personas”, declaró en Ginebra Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Por su parte, Washington urgió “a la máxima moderación a las fuerzas públicas para evitar más pérdidas de vidas”.

VIOLACIÓN A LOS DD. HH.

En entrevista con La República, José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch, dijo que los contenidos que le llegan luego de haber puesto su cuenta de Twitter a disposición de la ciudadanía para que denuncien cualquier tipo de abuso a los derechos humanos son varios y demuestran que la situación del país “no está mejorando”, sino agravándose aún más.

“Nosotros hemos contabilizado al menos 25 muertes en el contexto de las protestas (…) Estamos verificando toda la información que nos llega, pero te puedo adelantar que también hay policías heridos con armas de fuego”, adelantó Vivanco.

La única salida a esta crisis es el diálogo con los sectores en protesta, promovido desde el Gobierno del presidente Iván Duque y en ello coincide también el alto funcionario de HRW con los voceros de los organismos de la comunidad internacional.

“El Gobierno de Colombia debe buscar maneras de desactivar y no echarle más leña al fuego (…) Lamentablemente, el oficialismo que lidera el expresidente Álvaro Uribe parece estar en la línea opuesta a esa necesidad. Por esa razón, no se debería pedir que se establezca el estado de conmoción interior”, puntualizó.

“Lo que hemos visto las últimas noches en el país es un despliegue de poder armado, de poder brutal en el que tanto los medios como el Gobierno se quedan callados, donde se nos estigmatiza como vándalos”.

Kevin Moreno, manifestante: “La policía estaba repartiendo bolillo sin distinguir, estaban dando a diestra y siniestra. Se escuchaban tiros de armas, eran tiros y uno veía a los agentes con pistola en mano”.

Créditos: La República

También podría gustarte