Usar celular en el trabajo es una falta grave: Poder Judicial le da la razón a Southern Perú

Todo comenzó en diciembre del año pasado, cuando la minera Southern sancionó a uno de sus empleados por utilizar el teléfono móvil en horario de trabajo y mientras relaizada una labor de alto riesgo. Al enterarse, la empresa optó por despedirlo.

Tras su desvinculación de la empresa, el trabajador recientemente despedido reclamó su reposición laboral por el canal judicial. Dijo que lo despidieron fraudulentamente. Obviamos el nombre solo para ilustrar el último fallo de la Justicia peruana: la razón la tiene Southern y el empleado ha sido despedido conforme a las normas.

El pasado 5 de mayo el Juzgado Mixto-Sede Locumba declaró infundada la demanda del trabajador.

Según el fallo, al que ha tenido acceso Prensa Regional, desde donde extraemos la noticia, el uso de un celular en un trabajo de alto riesgo constituye una falta grave no solo por incumplir con las disposiciones establecidas en el Reglamento Interno de Trabajo y el Reglamento Interno de Salud Ocupacional de Southern Perú, sino por haber puesto en riesgo su vida y la de sus compañeros, en una labor operativa que requiere su total atención y cero distracciones.

El Reglamento Interno de Salud Ocupacional alega que “los trabajadores están obligados a realizar toda acción conducente a prevenir o conjurar cualquier incidente peligroso y accidentes de trabajos propios y/o de terceros”.

Southern Perú es uno de los principales productores de cobre del país y de Sudamérica. Su plan de inversiones en el país supera los US$7,000 millones y entre ellos aparecen una posible ampliación de Cuajone, el proyecto Los Chancas en Apurímac, el proyecto Michiquillay en Cajamarca y la construcción de una nueva refinería en Ilo, entre otros.

También podría gustarte