ALERTA: ‘Ponchos Rojos’ de Evo Morales apuntan a separatismo en el Perú

El exintegrante del Grupo de Inteligencia –GEIN- José Luis Gil, advirtió que las pretensiones del ‘sujeto’ Evo Morales Ayma es conformar un movimiento separatista (independentista) “que una la nación aymara de Perú y Bolivia”.

La alerta lanzada por el también consultor en Conflictividad Social y analista político, no es reciente y se ha ventilado durante los 14 años que gobernó Evo Morales,desde el 22 de enero de 2006, hasta el 10 de noviembre de 2019, cuando tuvo que renunciar a la presidencia bajo la acusación de fraude electoral, siendo reemplazado por Jeanine Áñez, hoy encarcelada, precisamente, por presiones del citado expresidente.

El tema ha formado parte de la agenda secreta de Morales y especialmente de algunos líderes de los Ponchos Rojos, la milicia armada aimara, fiel al ex presidente.

En un informe del diario Clarín de Argentina, los especialistas calculan que los Ponchos Rojos se cuentan por miles y sus críticos sostienen que han recibido entrenamiento militar y de técnicas de sabotaje por parte de mercenarios de Venezuela y Cuba.

El mismo diario señaló que la milicia reivindica a la nación aymara y, según su líder Rufo Yanasrico, entrevistado por la BBC, el color de su vestimenta representa “la sangre derramada para conseguir la liberación indígena”.

Estudios etnohistóricos precisan que la población aimara calculada en más de dos millones, se ha asentado históricamente en ámbitos de tres países limítrofes: Perú (450 mil habitantes), Bolivia (un millón 460 mil), Chile (41mil) y Argentina (35 mil).

Pero también se hallan dispersos a lo largo de diferentes pisos ecológicos de una inmensa zona que comprende los alrededores del lago Titicaca, en el altiplano boliviano, el Norte Grande chileno y el noroeste argentino.

Las pretensiones del líder del Movimiento al Socialismo (MAS) tendrían asidero porque se dan en una coyuntura muy especial como son “el supuesto auge del movimiento indigenista en Perú y Chile, la protesta de los cocaleros de Perú y Bolivia para que no se erradique la hoja de coca; y el hecho de que esa organización política haya abierto una representación política en el Cusco para coordinar actividades en Arequipa, Puno, Apurímac, además de Cusco.”

Por lo demás, que un grupo político de otro país abra una sede en otro territorio, significa un problema de seguridad nacional, de soberanía, de violación e intromisión. “Eso es lo que hace Morales pero en el Perú nadie se da cuenta”, comentan

“El Perú es una sola nación…”

“Evo Morales: en el Perú no hay ‘naciones’; hay una sola nación, la peruana. ¡No te equivoques y sal de mi país! escribió José Luis Gil, seguido de los comentarios de otros asiduos a las redes que creen que “la penetración de las ideas de Morales cuentan con la complicidad del comunista Pedro Castillo y sus secuaces Cerrón, Bellido y Bermejo”.

Los comentarios señalan que “el comunismo quiere fragmentar el Perú, al igual como están generando el cuento de los mapuches entre Argentina y Chile”.

Además, se preguntan frente a esta penetración de la ideología y presencia permanente de Morales en el Perú ¿Qué hace el gobierno de Cerrón y Castillo? o ¿Dónde están los servicios de inteligencia? Evidentemente, nada, señala.

“Un tipejo que solo altera la tranquilidad”

La exlegisladora Lourdes Alcorta señaló en un tuit: “Este tipejo(Evo Morales) entra al Perú cuando le da la gana para alterar la tranquilidad. Con local de su partido en el Cusco metiendo ideas en la cabeza de la población, planificado lo que debemos hacer. ¿Cómo diablos se permite esto? ¿la Inteligencia está en manos de delincuentes, donde están las Fuerzas Armadas y la Cancillería?

A las críticas al gobierno comunista de Perú Libre, desde las redes sociales reiteran su pedido para que la oposición en el Congreso de la República presente una nueva moción para declarar “persona no grata” a Evo Morales e impedir su ingreso a nuestro país.

En el marco de su denuncia, José Luis Gil señaló que “la verdadera revolución no es aquella que nos lleva hacia una dictadura, sino, pacífica pero enérgicamente hacia la libertad y la democracia. Eso somos”.

También podría gustarte